Así Tal Cual - Esto es cultura pop...

Oda a los 2000s: una época dorada para ser adolescente

Toda persona que sea de una época en particular siempre va a defender su tiempo con uña y mugre, sacando los típicos comentarios de viejo decrépito de que todo lo que vivió él fue lo mejor y las generaciones actuales son caca porque blablabla…¿Y saben? Yo voy a hacer lo mismo jijiji. Porque bueno, nací a comienzos de los 90s, entonces eso me permitió vivir gran parte de mi infancia en estos hermosos años en los que el internet aún era magia negra que solo podías encontrar (si tenías demasiada cuea) en la sala de computación de tu colegio, y escuchar música no era tan simple como entrar a Spotify sino que tus canciones favoritas tenías que grabarlas en un cassette desde la radio. Pero justo el final de mi infancia, de esa época en la que aún seguía siendo un niño tan inocente como estúpido, justo se dio con el término de los 90s y comienzo del 2000s, momento en el que comencé mi adolescencia y en el que puedo decir una cosa: viví la adolescencia más desenfrenada de la historia.

Porque los que fueron adolescentes en esta época saben que los 2000s fueron una verdadera montaña rusa de emociones, con cambios tan pero tan extremos que si no te agarrabai bien salías volando de la pista. O sea, dime qué tan normal e inocente fue pa nuestra generación de machos comenzar sus primeros movimientos de hormona a comienzos del 2000s con Mekano todo el día en la tele. Llegar a tu casa cansado, sacarte el uniforme, prender tu tele en la pieza y ver a la Monty y a la Chabe casi en pelota danzando la manivela era algo que a cualquiera le movía el piso. Lo bueno sí fue que, a pesar de que no era tv con el contenido más cultural del mundo, por lo menos podías disfrutarlo como cabro chico sin problemas… y eso que ni siquiera tengo que decir de que en Megavisión aún daban a comienzos del 2000s cosas como Zoolo Tv o Dragon Ball Z en las tardes, tal como también El Club de los Tigritos nos entretuvo cada vuelta del colegio con todos sus maravillosos animés que esperabas cada día por ver, y que puteabas cuando retrocedían toda la serie y la volvían desde el inicio.

Resultado de imagen para el club de los tigritos chv

Pero los 2000s no solo comenzaron fuerte con la tele, sino que también con la música. Y es que desde finales de básica y comienzos de la media que tuvimos que empezar a aguantar a todas nuestras compañeras consiguiéndose una radio y bailando en los recreos axé, porque ese era el estilo de música que la llevaba en aquel momento (y el que siempre nos obligaban a bailar en Educación Física o alguna semana de las alianzas). Pero cuando nosotroos los tiesos creíamos que con el término del axé por fin podríamos descansar de hacer el ridículo, la segunda mitad de los 2000s nos trajo un estilo de música que requería aún más dotes de bailarín: el reggaeton. Y no cualquiera, sino que ese old school que hacía que tuvieras que perrear hasta el piso.

Resultado de imagen para la gasolina daddy yankee

Eso sí, lo lindo que trajo el reggaeton old school fue un auge en el querer escuchar música, algo que los 2000s nos proporcionó con cosas muy arcaicas comparadas a ahora pero que igual nos salvaron caleta. Porque a pesar de que los cursos se dividían en dos (los que escuchaban música emo como Evanescense o PXNDX y los que escuchaban reggaeton), aún así la música más nos dividía que nos unía, algo que ahora no pasa mucho. ¿Y por qué digo esto? Pues bueno, qué más unido que el infrarrojo, donde tenías que juntar celular con celular como 30 minutos pa pasar una canción. O qué más unido que sentarte al lado de tu compañero que sus papás le regalaron pa navidad un MP3, y escuchar juntos música utilizando cada uno un audífono (y comprando ambos pilas que con cuea duraban 3 horas).

Resultado de imagen para mp3 antiguo

Pero los 2000s no solo nos trajeron una adolescencia musicalmente precoz o llena de tribus urbanas rarísimas en las que muchos poncearon desde las 3 de la tarde, sino que también nos trajo aquel maravilloso internet que hoy nos rodea en todas partes, pero que antes se conseguía solo a través de una forma: en los ciber. Y loco, ¡EL CIBER ERA EL PARAÍSO ADOLESCENTE DE LOS 2000S! O sea, cualquier chaucha que tus papis te dieran la juntabas pa así poder ir a conectarte una hora al ciber más cercano, meterte en un pc ultra pegao y lleno de virus, pero que te daba la posibilidad de visitar mundos tan maravillosos como MSN, FOTOLOG, LOS CHATS, MINIJUEGOS  o el GTA San Andreas que estaba instalado en el pc y con el que tenías los trucos impresos en una hoja. Ah, y pa qué decir de cosas tan hermosas como el Ares pa descargar música, y ese Youtube antiguo que tenía videos tan entretenidos como La Caída de Edgar, las peleas de Naruto vs Sasuke con Linkin Park de fondo o las jugadas de Ronaldinho en el Barcelona con una calidad tan horriblemente mala que no sabías si estaba pixeleado o si era un video de minecraft.

Resultado de imagen para la caida de edgar

 

En fin, los 2000s dieron pa muchas cosas más, pero por sobre todo, nos abrieron los ojos en muchos sentidos. Aquella revolución pingüina del 2006 en la que participamos y nos creímos rebeldes, fue el inicio de toda la revolución estudiantil que hoy se vive; las tribus urbanas fueron una apertura de mente pa todos aquellos que aún seguían con el conservadurismo de la vuelta de la democracia; Y sobre todo, ver a Colo Colo en la final de la Sudamericana fue el comienzo de la generación dorada de la selección chilena que tantas alegrías nos ha dado. Así que si quieres rememorar una hermosa época, te aconsejo que hagas 3 cosas: tomes tu Nokia 3200, le pongas un ringtone polifónico, pagues 500 pesos por una hora en el ciber y leas este post. Y volvamos juntos a una maravillosa época en la que ser adolescente era lo mejor de la vida <3

Comentarios

Comentarios