Así Tal Cual - Esto es cultura pop...

Los 5 programas con los que más nos jodíamos de miedo cuando chicos (Parte 2)

Parece que la televisió de los 90 y comienzos de los 2000 tenía una maravillosa afición por crear programas sobre cosas paranormaleso fantasmales que nos produjeran un miedo terrible a nosotros los cabros chicos pollerúos. Y es que ya fuera en la tv abierta o en el cable, la cantidad de programas así era super grande, lo que demuestra que en aquellos años todo lo misterioso era algo que les encantaba a hacer. Y así como hicimos un primer post que demostraba claramente esto, Así Tal Cual no se queda atrás y ahora les trae la segunda parte del TOP 5 más horroroso de todos, llamado: LOS 5 PROGRAMAS CON LOS QUE MÁS NOS JODÍAMOS DE MIEDO CUANDO CHICOS (PARTE 2): 

1.- ¿Y SI FUERA CIERTO?:


Si ustedes creen que Carlos Pinto es un genio de echarnos a perder la infancia y que El día menos pensado fue algo completamente original y maravilloso para hacernos mear del susto cuando chicos, buenos, déjenme decirles que este programa no fue taaaaaaan original, ya que un par de años antes (específicamente el 96) TVN ya había probado con la fórmula de recrear historias paranormales llenas de fantasmas y cosas así. Algo que ¿Y si fuera cierto? fue uno de los pioneros en hacer en esa tv noventera tan paranormal, que hacía que Salfate mojara sus calzoncillos. El programa, eso sí, mezclaba las historias fantasmales con algunas entrevistas a los que serían los protagonistas de esas historias, y sobre todo se caracterizó por su intro, una en que salía un piano tocando solo y que con solo escucharla nos producía miedito.com. Además, algo que destacar, el animador de este programa (Gonzalo Frías, un barbón random), fue el genio creador de aparecer desde la nada y comenzar a hablar entremedio del capítulo así que Carlos Pinto, eres una versión merkat.


2.- ¿LE TEMES A LA OSCURIDAD?:


No solo el susto era made in chile, sino que también a nuestro país llegaban cosas del extranjero que también nos hicieron quedar traumados cuando pendejos. y ¿Le temes a la oscuridad? era uno de aquellos, ya que se trataba del típico programa con historias paranormales, fantasmas y otras cosas, pero hechas específicamentes pa asustar al brocacochi de la casa, y transmitido en el canal favorito de todos nosotros: Nickelodeon (el noventero, no el de ahora que vale callampa). La serie gira en torno a un grupo de cabros que se hacen llamar la sociedad de la medianoche, los que en cada capítulo iban a un lugar secreto del bosque, y comenzaban a contar historias de terror, las que eran las que se contaban en cada capítulo. A pesar de que la cosa era lo mismo de siempre (fantasmas, monustros, etc), el programa en si era algo terrible pa nosotros po, porque un cabro chico se asusta con lo que sea, y ¿Le temes a la oscuridad? era experta en eso. Por algo aún la  seguimos recordando.


3.- LA OTRA CARA DEL ESPEJO:


¿Y si fuera cierto? fue el abuelo, El día menos pensado fue el padre. y La otra cara del espejo fue el hijo hiperkinético y con ritalín. Y es que ya, puede ser que este programa de mega no fuera absolutamente nada nuevo, pensando en que ya habían salido varios programas que hablaban sobre historias de fantasmas y cosas paranormales en gente común y corriente. Pero lo que tuvo este programa de bakan, es que sinceramente nunca se tomó tan en serio hacer cosas que fueran taaaaan normales (es más, ni siquiera hacían cosas basadas en hechos reales, sino que historias inventadas por ellos mismos después de jalar coca). Es por esto que La otra cara del espejo era lo más cerca que podías estar de alguna película gringa de miedo, ya que hacía historias pa joderse del susto made in chile. Sino, como olvidarse del clásico de clásicos del creepypasta televisivo, una historia que ni Dross podría haber contado mejor: El capítulo del cabeza de chancho. Una historia digna de la saga Scream (o bueno, de Scary movie, porque después de los años nos dimos cuenta que nos asustábamos de puras estupideces).


4.- OVNI:


A ver, de partida hay que aclarar que este programa no era uno que netamente estuviera hecho pa que nos diera miedo (no ocupaba el estilo de contar una historia de algo como Mea Culpa y El día menos pensado), pero la temática que tenía y la cantidad de conspiraciones de las que hablaba, hacía que uno se pasara más de algún rollo de persecución cuando pendejo. Y es que OVNI, programa conducido por Patricio Bañados (un viejo que en los 90 hacía casi de todo, y que parece que era más inmortal que Mun-ra), fue el abuelo de todo lo que ahora es Salfate y los millones de programas de extratarrestres del history channel: Historias de ovnis, reportajes a fondo sobre posibles avistamientos, entrevistas a personas que habrían tenido un encuentro cercano con un marcianito 100% real no fake 1 link. en definitiva, uno veía ese programa, y terminaba con un miedo horrible de encontrarse en cualquier momento con un ovni que podía llevárselo a su planeta. AAAAAAAHHHHHH


5.- ENIGMA:


Ya, puede ser que este programa no produjera taaaaaaanto miedo como los demás (sobre todo porque era un programa bien serio sobre reportajes hechos acerca del algún hecho delictual destacado), pero si hay algo que Enigma tenía y que hacía que igual nos produjera cositas en el estómago es que su target era siempre cubrir los asesinatos y hechos de ese tipo más sangrientos y horribles de todos. El programa mezclaba imágenes reales y entrevistas con las personas reales del caso, con pequeños segmentos de recreación de la historia que le daban un poco más de sazón a la cosa. Como dije si, más que su producción o sus efectos especiales Acuenta, lo que hacía que a uno se le pararan los pelos era que todos los casos que se contaban en este programa eran verdaderos y generalmente eran cuestiones super horribles po: violaciones, asesinatos sangrientos, personas con piernas y brazos cortados es más, si a alguien no le cortaban el brazo y lo lanzaban a un río, no podía haber un capítulo de enigma. Es por eso que igual se gana un lugarcito en este top 5.


Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *