Así Tal Cual - Esto es cultura pop...

Los 5 mejores programas de televisión noventeros hechos para cabros chicos

Para mi, la televisión de los 90 es infinitamente superior a la tv de ahora. Es que de verdad, es solo cosa de resumir: mucho máscultura, hartos programas pa toda la familia, dibujos animados a destajo, teleseries con tremenda calidad la tv de los 90 lo tenía todo!! Y si hay algo en que se puede aún sacar más ejemplos, es en la tv hecha pa los cabros chicos. Porque sí, antes la televisión se preocupaba de entretener al regalón de la casa igual, y no solamente ponerle bazofias que absolutamente nadie ve. Por eso, y en un ejercicio de mararavillosa nostalgia por todas esas tardes pegados a la tele y con los ojos como huevos fritos de tanto verla, les traemos un TOP 5 llamado: LOS 5 MEJORES PROGRAMAS DE TELEVISIÓN NOVENTEROS HECHOS PARA CABROS CHICOS. 

1.- Hugo:

TVN de los 90 era ultra bakan, nada que decir al respecto. Tremendas teleseries, buen matinal, excelentes animadores (Felipito Camiroaga lovers forever <3) el canal estatal lo tenía todo. Y dentro de toda esa programación, había uno que sobresalía dentro de los demás, sobre todo porque era el programa preferido de los cabros chicos chilensis: Hugo. ¿Que rayos era esta cosa? Bueno, se trataba de un programa conducido por Ivette Vergara cuando era rica (aún lo es), en el que cualquier niño podía llamar y jugar con Hugo, un duende que tenía que pasar etapas y minijuegos en cada programa. Lo bakan era que uno podía controlar a Hugo con las teclas del teléfono, pa que cachen la tecnología po. Lo bakan de Hugo es que era el supernintendo pa los niños C3 clase media que no les alcanzaba pa uno, pero que podían llamar al programa y gastar 4 millones en cuenta de teléfono jugando con este personaje. ¿Y otra cosa notable? Que la canción es cantada y rapeada nada menos que por Willy Sabor. si, el mismo guatón de Morandé. Pa que cachen que todos tienen pasado oscuro.


2.- El mundo del Profesor Rossa:

Hubo un tiempo en el que el Profesor Rossa y Don Carter no eran 2 viejos ordinarios dignos de una fonda washaca, que solo sabían contar chistes ordinarios. Es más, hubo un tiempo en el que el Profesor Rossa hasta te enseñaba cosas ese tiempo fue en el programa El mundo del Professor Rosa, uno que hasta el día de hoy fue estandarte dentro de la cultura hecha pa cabros chicos. Y de verdad que el programa era ultra exitoso, ya que uno esperaba todas las tardes de sábados pegados a Canal 13, viendo primeramente luego de las noticias las aventuras de Garfield, luego disfrutando La Granja de Orson, y después esperando el programa con ansias el programa del profesor y guru guru, su pájaro tartamudo. Y en realidad, si uno lo piensa, el programa era ultra bizarro: un pájaro que habla, un profesor con un pelo rosa digno de Kathy Barriga, un cartero que jamás traía cartas, y un Tío Valentín que lo único que sabía hacer era tocar el piano en cualquier momento. Aún así, todas las enseñanzas sobre el reino animal que entregaba el programa, lo hacían único <3


3.- Cachureos:

El clásico de clásicos de la programación infantil chilena en su historia, el estandarte de los días domingo por la mañana, el panorama perfecto de todo pendejo que vivía pegado a la tele los fines de semana. Cachureos es a esta altura un programa símbolo, un Sábado Gigante de los niños chilenos, un programa que nos marcó a todos nosotros. Y es que no había cabro chico que no soñara con ir algún día al estudio de Cachureos y estar 2 horas ahí hinchando las pelotas con un globo estirado, poder participar en algún concurso y ganarte un flamante Super Nintendo, o simplemente compartir con todos los monos y cantar todas sus canciones. Epidemia, el gato Juanito, el conejo Wenceslao, el señor Lápiz, Don Walo, ChanchoMan, etc etc etc Cachureos nos marcó en toda nuestra infancia, y hasta el día de hoy recordamos todo lo que tiene que ver con el. Ah, y hasta hoy seguimos con secuelas por el maldito tiburón que se comía a los niños en los concursos ?


4.- El club de los Tigritos:

Ya, puede ser que Cachureos fuera un símbolo dentro de nuestra infancia pero si hay un símbolo dentro de nuestra adolescencia, ese no es sin lugar a dudas que el maravilloso Club de los Tigritos. Es que loco, no hay cabro que no haya visto este programa y disfrutado de cada tarde con el. Lo mejor de este programa es que nos dio a conocer la cultura japonesa con todo, poniendo dentro de su programación los mejores y más notables animes de la época, series que nos marcaron a todos. Pokemon, Digimon, Slam Dunk, Evangelion, Están Arrestados, Sakura Card Captors, Inuyasha, Los caballeros del Zodíaco, Ranma 1/2. la lista es completa loco, porque de verdad que el animé en los 90 fue un hitazo dentro de todos los pendejos, así que el Club de los Tigritos era la GRAN plataforma para verlos. Así que si no saliste alguna vez corriendo de clases en la tarde, solo pa llegar temprano a tu casa y ver tu serie de animé favorita en este programa, entonces no tuviste infancia.


5.- La Pandilla:

La televisión de los 90 tenía una maravillosa característica: era notablemente cultural. Fueran programas para adultos, para jóvenes, miscelaneos, familiaresabsolutamente todo tenía su toque maravilloso de cultura. Y la tv pa cabros chicos no era la excepción, sino recuerden una de las mejores series que TVN dio en la época: La Pandilla. Primeramente lo bakan es que esta serie se ambientaba totalmente en el sur (novena región), por lo que la grabaron en los mejores parajes completamente naturales que podían haber. Además la historia era bakan: 6 cabros chicos que se van de vacaciones al sur, en donde se hacen amigos de Luziano, un viejo ecológico que andaba con un sombrero de paja donde vivía un pajarito. Luziano les enseñaba todo lo relacionado con la naturaleza, los animales, árboles, además de como podían preservar el ambiente, uno que quería ser destruido por Carlolo, el antagonista de la serie y que solo buscaba explotar las reservas naturales. ¿Cachan? Una serie ultra ecológica y enfocada en la naturaleza. Algo que ahora no hay ni porsiacaso.


Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *