Así Tal Cual - Esto es cultura pop...

Los 5 mejores premios que podías canjear en los 90

Los 90 no solo fueron la época de las colecciones, de los peinados horribles y de los one hit wonders del verano, sino que también fueron el tiempo donde canjear cosas se habíatransformado en un oficio. Es que las compañías se esmeraban tanto porque los pendejos compraran sus golosinas, que cada me salían un montón de promociones con las que uno se volvía loco y podía canjear las cosas más bakanes de todas. Y recordando este tiempo donde la moneda de 100 pesos era el rey indiscutido, es que hoy nos pusimos buenos pa las golosinas y les traemos hoy un TOP 5 sacado directamente del almacén de la esquina, llamado: LAS 5 MEJORES PROMOCIONES PARA CANJEAR EN LOS 90.

1.- Canjear un Lanza-Aguas Kapo por solo 250 pesos:

Si tenías calor, Kapo era la solución definitiva para que pudieras capearla y no anduvieras tan sopeao por ahí (y lo mejor de todo, solo a 100 pesitos). Pero como la pandilla de Willy Piña y Eugenio Frambuesa era tan bakan, no solo querían que nos arrancáramos del calor tomando jugo, sino que también con la promoción más bakan de la historia de las calores: Los lanza-aguas Kapo. Loco, ¡ERAN MARAVILLOSOS! Fueron como 2 o 3 promociones distitas en donde los que más pegaron fueron las pistolitas Kapo, esa que llenabas con agua y disparabas con un gatillo. Y lo mejor de todo, solo llevando la punta de un envase de Kapo y 250 pesos. ¿Cachai? Todo era barato en los 90 <3


2.- Canjear plata de verdad si te salía un billete Evercrisp premiado:

Esta debe haber sido una de las colecciones más geniales y extrañamente educativas que sacó Evercrisp, porque la promoción de los billetes de distintos países no solo te enseñaba sobre las monedas extranjeras, sino que además atrás de cada billete venían datos como el valor en peso chileno, etc etc (Evercrisp enseñándonos más que la escuela). Así que todo lo que uno quería era coleccionar la mayor cantidad de billetes del mundo, e intercambiarlos con tus compañeros si es que te salían repetidos. Pero más encima, pa hacerlo más bakan, esta colección venía con la promoción de que si te pillabas dentro de los suflitos un cheque evercrisp, te podías llevar desde 10 lucas en adelante. ¡ASÍ DE SIMPLE! Gracias Evercrisp por hacernos más millonarios que Farkas. 


3.- Canjear un poster de Dragon Ball Z si es que llenabas tu álbum:

Resultado de imagen para dragon ball z album salo

 

Coleccionar un álbum era difícil, porque o tenías que ser Ricky Ricón pa comprar tantas láminas, o tenías que robarle todo el sueldo a tu papá. Pero si tenías cuea de que no te salieran repetidas y si ibas intercambiando láminas con tus compañeros, podías de a poco cumplir el sueño de tener tu álbum completito. ¿Y que sucedía después? Bueno, ir al negocio más cercano, presentar tu álbum completo y soñar con que algún día te ganarías algún premio de esos sorteos que incluían una bici o un Super Nintendo. Pero como eso se demoraba, el premio más pronto era poder conseguir un poster del álbum que coleccionaste. Y dentro de todos esos, Dragon Ball Z siempre fue el rey, porque sacaron más álbumes que hijos de familia Opus Dei.


4.- Canjear un mini skate con tapas de bebida Coca-Cola:

Por allá por el año 1999, época en que terminaba por fin el siglo 20, comenzó una moda en la que los Skates dejaron de ser solo para personas extremas que se rompían un hueso una vez al mes, y comenzaron a crear los mini Skates que servían para patinar pero no con los pies sino que con los dedos. Y loco, aunque suene lo más perno del mundo, de verdad que fue un hitazo en su momento, tanto así que Coca Cola se unió a esta promoción y lanzó los D-2 Skate que eran mini patinetas que uno podía canjear con 3 tapas mas 300 pesos. Y era bakan, porque habían como 5 diseños distintos, por lo que te podías creer extremo y a la moda. Una de las cosas más canjeadas de su tiempo por todos nosotros. 


5.- Canjear el tesoro Copec si es que cargabas combustible:

Puta que era difícil de conseguir. Si cargabas más de 5 lucas en combustible, recién podías pedir un cupón, y si lograbas conseguir otro cupón tenías que juntar nuevamente 750 pesos, y ahí por fin poder ir a la Copec más cercana y conseguir el tan preciado y clásico Tesoro Copec. En realidad, ¿Que tenía de especial? Nada, pero fue tan popular la cochiná que era maravilloso tener un tesoro Copec en tu casa y creerte pirata con el cofre y las monedas que venían dentro. Una de las promociones para canjear más bakanes de todas, y que todos quisimos tener si o si en su momento <3


 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *