Así Tal Cual - Esto es cultura pop...

Los 5 mejores animes dados por El Club de los Tigritos

Ya estay viendo esos monos chinos, de nuevo”, era la frase que siempre mi mamá me repetía cuando me pillaba llegando a la casa desde la escuela, sacándome el uniforme (o quedándome con el, si es que me daba mucha paja) y metiéndome automáticamente de una encima de la tele, tomando el control remoto y clavándolo específicamente en el Canal 11, Chilevisión. Porque bueno, hubo un tiempo en el que este canal no solamente fue una mezcla de farándula, noticias sangrientas y parejas poniéndo el gorro a diestra y siniestra, sino que antiguamente las tardes de este canal estaban específicamente hechas para los cabros chicos y jóvenes chilenos, con uno de los programas que debe ser a esta altura un clásico de clásicos: El Club de los Tigritos. Cada tarde viendo como la exquisita Carolina Gutierrez, conducía el programa número uno del tiempo en el que se daba animé de forma exitosa en nuestra televisión, tiempos aquellos en los que los monos chinos nos tenían completamente hipnotizados con sus historias fantásticas, llenas de poderes, monstruos y las aventuras más increíbles que uno no va a tener jamás en la vida. Es por esto que, hoy quisimos hacer un ejercicio de nostalgia otaku, y en el TOP 5 traemos para ustedes: LOS 5 MEJORES ANIMES DADOS POR EL CLUB DE LOS TIGRITOS. 

(Advertencia: Post con alto contenido emotivo que puede hacerte llorar)

1) Digimon: 

Una de las series más míticas del animé antiguo, llegó a los 2000 al Club de los Tigritos para transformarse en una fiebre.Recuerdo que primero Digimon fue estrenado en Fox Kids, y una sola semana después en Chilevisión, por lo que se demuestra como los canales locales le daban importancia al animé en ese tiempo. Digimon fue una fiebre pa todos los cabros chicos de la época, los que seguíamos cada tarde las historias de Tai, Agumon y todos sus amigos dentro del digimundo.. lo que vendría a ser en la vida real como si me metiera al Windows XP, pero más divertido.


2) Zoids:

Una de las tantas series nacidas de una franquicia de juguetes, pero que se transformó automáticamente en un animé super popular dentro de los que veíamos el club. Zoids llegó el 2002 a las pantallas de Chilevisión, y automáticamente la historia de Bang Freiheit y su Zoid (los que eran como unos animales de batallas, pero hechos mecánicamente) se covirtieron en un hit. Quizá la fiebre por los Zoids no fue tanta como con otros animés, pero aún sigo recordando todos los capítulos que veía cada tarde <3


3) Sakura Card Captors:

2001 fue el año de llegada al club de los tigritos de uno de los animés más exitosos que han pasado por Chile. Luego de haber pasado por Carton Network, chilevisión comenzó a dar Sakura Card Captors en sus pantallas y todos nos terminamos enamorando de Sakura Kinomoto, además de seguir capítulo a capítulo las aventuras de esta niña tratando de capturar todas las cartas clow. Como buen animé exitoso, de una se transformó en un par de álbumes de Salo, unas cartas que salían en los helados Trendy, y los peluches de Kero se tomaron todas las repisas de las jugueterías. Cada tarde corriendo de la escuela para llegar a mi casa y ver a Sakura, valieron la pena <3


4) Ranma 1/2:

Uno de los animés que llegó más tarde al club de los tigritos (se estrenó en Japón en 1989, y llegó a Chile 10 años después) y que, como todos los que daba este programa, se transformó en un clásico. Cuantas tardes pegado a la tele, siguiendo la historia de Ranma Saotome, el que luego de caer en un “lago maldito”, sufre la brujería de convertirse en mujer cuando toca el agua fría, y en hombre cuando toca el agua caliente (algo que la Pola y la Botota se quisieran). Además, debo decir que Ranma tenía tantas historias de amor, círculos amorosos y escenas románticas, que su historia de artes marciales pasaba a segundo plano para transformarse en una verdadera teleserie venezolana, pero de animé.


5) Slam Dunk: 

En el año 1998, cuando El Club de los Tigritos se encontraba en el apogeo de su éxito, llegó un animé directamente desde el ámbito deportivo, para cautivarnos a todos los que lo vimos: Slam Dunk.La historia sigue a Hanamichi Sakuragi, un joven que odia el baloncesto, pero que termina metiéndose en el club de basquetbol de su escuela para tratar de llamar la atención de Haruko, la chica que le gusta. Dentro de las series deportivas, siempre Slam Dunk fue la que más comedia le metía, llenando de escenas chistosas que cada tarde nos hicieron jodernos de la risa con cada cosa que salia Hanamichi, el “mejor jugadore de todos”. Y bueno, pa los que nunca hicimos deporte en la vida, Slam Dunk era la única forma de poder conocer algo relacionado con la vida sana.


 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *