Así Tal Cual - Esto es cultura pop...

Los 5 lápices que absolutamente toda niña tuvo o quiso con su alma en los 90

No tengo idea si los cabros y adolescentes que van ahora al colegio y liceo están interesados en algo más que tener el celular más bakan y mostrárselo a sus compañeros. Bueno, supongo que si en los 90 hubiesen habido celulares, estaríamos igual. Pero como no existían, nuestro interés pasaba por otra cosa: tener chicherías que pudiéramos llevar al colegio y que impresionaran a los demás. Ya fueran estuches, cuadernos o cosas así. Pero en esta categoría había una cosa que sobresalía y que, sobre todo con las niñas de la clase, causaba furor: los lápices. Y loco, había tanta variedad de estas cosas que ellas les gustaba tener absolutamente todas. Ya fueran de distinto diseño, diferentes colores, portes distintos, marcas, agregados, en fin, lo que fuera para hacer que tu lápiz fuera el más bonito y diferente de la clase. Es por eso que hoy quisimos rememorar esta extraña costumbre, volver al colegio y traerles a ustedes este TOP 5 llamado: LOS 5 LÁPICES QUE ABSOLUTAMENTE TODA NIÑA TUVO O QUISO TENER CON SU ALMA EN LOS 90.

1.- Lápiz grafito gigante:

Resultado de imagen para lapiz grafito gigante

Como lo he dicho en otro posteo y lo volveré a repetir aquí: Siento que este lápiz es el más inservible de toda la fucking history. ¿Y por qué lo digo? Porque bueno, mírenlo po: es demasiado incómodo para poder escribir algo o querer dibujar, además de que al ser ultra gigante no podías guardarlo en ningún estuche y te ocupaba un espacio exageradamente grande en tu mochila. ¿Y eso hizo que fuera un lápiz odiado? Para nada loco, es más, era uno de los lápices que más querían las mujeres del curso. Pero no por su capacidad para escribir o algo así, sino que simplemente porque era un lápiz grande… o sea, era algo pa llamar la atención. Nada más que eso. Es más, no recuerdo a alguien realmente escribiendo con él, solo mostrándoselo a los demás. AYAYAI.


2.- Lápiz de color con brillito:

Resultado de imagen para lapiz pasta brillantina

Las mujeres siempre han tenido casi una obsesión por llenar sus cuadernos de materia con colores por todas partes. Ya fueran palabras con un color distinto,  letras con colores diferentes, cosas remarcadas con un destacador ultra colorido… en fin, algo que de tan solo leer te permitiera estudiar la materia que te decían en el colegio, y que te produjera epilepsia al mismo tiempo. Y dentro de este aspecto, el lápiz de color con brillito era algo que nunca fallaba, porque era algo que no solo tenía colores fosforescentes sino que más encima venía con una cosa que lo hacía ultra brilloso. O sea, tu cuaderno quedaba oficialmente como bola de disco. Y loco, era tanta la fascinación de las niñas por estos lápices que hasta los coleccionaban, mientras más colores tuvieran era mejor la cosa. Así de heavy.


3.- Lápiz flexible:

Imagen relacionada

Tal colo el lápiz gigante grafito, este era otro artefacto que era una bazofia para escribir pero que todas las niñas lo querían no por su escritura sino que por lo diferente y chistoso que era. Bueno, por último este lápiz era más chico y no era tan incómodo para anotar algo, pero su mina falsa (porque era una especie como de plástico pero que pintaba.. no podía ser mina de verdad si era flexible po), no escribía tan bien y dejaba como manchado el cuaderno. Pero igual era bakán que fuera tan flexible y que uno lo pudiera doblar cuando quisiera y que no se rompiera. Digo, era mucho mejor que ese efecto flaite y penca que uno trataba de hacer con un lápiz pasta normal, cuando lo movía y parecía que era flexible. La primera magia que todos aprendimos en nuestra historia.


4.- Lápiz con 4 colores al mismo tiempos:

Imagen relacionada

Eh aquí un ejemplo de un lápiz que no solamente era amado y deseado solo por las niñas, sino que nosotros los niños también queríamos y deseábamos que nuestros papis nos compraran uno de estos lápices. Es que loco, ¿Quién fue el genio que se ocurrió condensar cuatro colores distintos en un solo lápiz? A UN GENIO PO, UN EINSTEIN CUALQUIERA. Así que en vez de tener que darte la paja de usar 4 lápices distintos, podías tener todo en uno solo, además de creerte el niño más cool de la sala. Ah, y sobre todo lo más importante: Si jamás trataste de apretar los 4 botoncitos y meter todos los colores en la punta al mismo tiempo, oficialmente voh no tuviste infancia y debes irte ahora mismo del país.


5.- Lápiz peludo:

Imagen relacionada

Ya, puede que quizá suene demasiado repetitivo en este post, pero bueno, tengo que decirlo: eh aquí OTRO lápiz que era ultra inservible, que no tenía nada diferente en cuanto a la escritura, pero que era uno de esos lápices que le vimos a más de una compañera en nuestra vida colegial. ¿Y qué cosa era lo que lo hacía tan cotizado? Que tenía pelo… sí, que tenía pelo, solo eso. Porfa, no me pidan encontrale lógica a algo así, solo se me ocurre que como tenía pelos de colores, lo hacía una chichería bien kawaii y distinta a un lápiz fome como un bic, por eso es que todas las niñas querían uno. Igual encontraba demasiado molesto que tuviera pelo, pero bueno, a ellas le encantaba este artefacto. Pa que cachen los gustitos que se tenían en tiempos de antaño.


 

Comentarios

Comentarios

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *