Así Tal Cual - Esto es cultura pop...

Las 5 razones por las que todos amamos la teleserie “16”

Hay programas que se quedaron para siempre en nuestro corazón, programas que hasta el día de hoy recordamos, programas que aún siguen viviendo en los recónditos lugar de nuestramente pero si hay uno de ellos que hasta hoy emociona a todos, ese es 16. Y es que la teleserie juvenil de TVN (y primera en ese horario tan temprano), fue un hitazo de principio a fin, partiendo por su canción, siguiendo por su historia y terminando por sus notables personajes. Es por esto que hoy nos quisimos poner el uniforme de pinguino, trasladarnos directamente al Antumapu y traerles a ustedes un TOP 5 nostálgico llamado: LAS 5 RAZONES POR LAS QUE TODOS AMAMOS LA TELESERIE 16

1.- Fue nuestro panorama favorito en las tardes del 2003: 

Quizá la tele de hoy sea un simple bodrio, pero lo que tenía esa TV de antaño era que siempre nos regalaba programas que nosotros esperábamos cada tarde. Un tiempo fue El Club de los Tigritos, otro tiempo fue Mekano, también fuimos adictos a Rojo FamaContrafama, etc etc etc Pero si hubo un programa que llegó de la nada y revolucionó toda la tarde de los pendejos  y jóvenes que vivieron el 2003, ese fue sin lugar a dudas 16. Y de verdad fue todo un hitazo, porque era la primera teleserie pensada para esa hora de la tarde (específicamente desde las 17:45 hasta las 18:30) y apuntada directamente al público joven de esa época.. aquí nada de viejas mirando teleseries turcas y mojándose con Onur, solo loleins como nosotros. Y de verdad, tuvo un éxito arrollador, llegando incluso conseguir más rating que las teleseries de la tarde, que en ese tiempo eran LA gran batalla por el rating entre TVN y Canl 13 (en la época de Puertas Adentro vs Machos, pa que cachen nomas). Así que ahí estábamos nosotros, corriendo del colegio para llegar a la casa, sacarnos rápido el uniforme, que la mami pusiera la mesa para la once, y mirando las aventuras de los estudiantes del colegio Antumapu <3


2.- La historia de que separaran el colegio, nos enganchó altiro:

Si hay algo que nos atrapó de 16, fue completamente su historia. Las desventuras de un grupo de estudiantes de un liceo chileno cualquiera (que en todo caso, o comieron mucho pollo o repitieron 4 veces el primero básico, porque se veían medios mayorcitos para estar en la media ah), donde de pronto al estricto director Manuel Arias se le ocurre poner al medio del liceo una reja que dividía todo el lugar en 2, fue una que nos cautivó desde el primer momento. Esa separación del liceo Antumapu en 2 al más puro estilo del muro de berlín, la separación de un lugar para los hombres y otro para las mujeres, las constantes luchas entre los estudiantes contra la autoridad por volver a unificar el lugar y así no andar más acumulaos que el Kino, y sobre todo esto sazonado con la historia de amor y poder entre la hija del director (La magdita) quien era polola del que le hacía la pata el jefe (El chupete de fierro Joaquín Ortuzar), y que de pronto comienza a poner sus ojos en el hijo del auxiliar del liceo (Nacho Vargas, o también conocido como el monito de Soltera Otra Vez), hizo que se transformara en una teleserie con la que te quedabas pegado si o si.


3.- Todos nos sabíamos y tarareamos la canción de la intro: 


Ya, siempre hay gente a la que le encanta hacerse la culta e intelectual que jamás le ha gustado la tele basura y que se jacta de nunca haber visto este tipo de teleseries, pero seamos sinceros. todos, SI, TODOS NOS SABEMOS LA CANCIÓN DE INTRO DE 16. Y hasta el que se hace el más culto vio la teleserie y tarareó esa parte épica que decía algo así como DIIIVIIIDIDOOOOS ESTAMOS DIVIDIIIDOOOOOSSS (8). Ya, puede ser que uno analiza ahora y se da cuenta que la canción era ultra penca, con una letra más básica que canción de los Wachiturros y con una melodía que es plagio descarado a cualquier canción de The Strokes¿Y que? Si total, a pesar de que el Axe era igual de porquería, estas canciones no son pa darles un premio de la Universidad de Harvard, sino para tararearlas, cantarlas a todo pulmón y que se te canga el carnet y haga un hoyo de 20 metros en el piso. Y la canción de 16 cumplía con todo eso. Si es más, te apuesto que te ponen los primeros acordes y altiro te la pones a cantar a todo pulmón donde quiera que estés ¡Clásico de clásicos!


4.- Nos presentó historias de una juventud poco pescada en ese tiempo:

Una de las cosas que caracterizó a 16 y que logró hacer que pegara con todo el público juvenil, fue que no era la típica teleserie pa adolescentes que se hacían en la época (o sea, no era una Adrenalina o un BKN que mostraban una pura realidad de plaza italia para arriba, con problemas tan comunes como que a tu nana se le quemara la comida o que tu papito no te diera plata pa ir a carretear a zapallar). De partida 16 se ambientaba en un liceo normal, con alumnos igual que uno vestidos como pinguinos de la antártica, y con cosas tan comunes como las guerras de papel en la sala o los joteos en el patio. Y no solo eso, sino que también 16 se atrevió a mostrar los verdaderos problemas de la juventud, esos que en la tele de ese tiempo jamás eran mostrados ni pescados porque la juventud no era algo interesante para ellos. Los embarazos adolescentes (como el de la Canela con el Munizaga), los problemas con las drogas (¿O no, Darío Carmona?), el pelambre liceano (Pobre Fabiana Tamayo), las familias disfuncionales (La realidad de los mellizos Arias) cosas que de verdad muestran no a un Chile de comercial de Jumbo, sino a uno que realmente es como se muestra. La realidad por sobre todo.


5.- La Fabiana Tamayo y el perno Pablo:

Aquí me detengo para simplemente mostrar a los 2 personajes que rompieron más corazones en la época, los 2 que revolucionaron todos esos sueños húmedos de la juventud y que hasta el día de hoy seguimos amando por toda la vida: La Fabiana Tamayo en los hombres y el Perno Pablo en las mujeres. Ufffff, es que de verdad, de tan solo nombrarlos ya se me sale un suspiro más grande que persona con asma. En el tiempo de 16, que hombre no se enamoró perdidamente de la Fabiancita, la maravillosa estudiante interpretada por Antonella Orsini (la misma que nos dio otras actuaciones de infarto en Soltera Otra Vez 2AYAYAAAII) que las hacía de una estudiante hermosa, rubiecita, sexy y que tenía fama de media lanzada en el liceo, ¡MARAVILLOSA! Y bueno, las mujeres tampoco se quedaban atrás y tenían como gran amor platónico al llamado Perno Pablo, interpretado por el galán Matías Oviedo, quien las hacía de estudiante medio nerd, bien pavo pa sus cosas, pero que con esa pinta y ese traje de estudiante dejó completamente loquita a unas cuantas féminas. Así que Perno Pablo, recuerda que las mujeres de Chile aún no te olvidan!


 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *