Así Tal Cual - Esto es cultura pop...

Las 5 razones por las que aún seguimos siendo viud@s de “Pet Society”

Los 2000s son una época de igual nostalgia que los 80s y 90s. Y es que hubieron tantas cosas que hicimos que hasta el día de hoy seguimos recordando. Pero en ese sentido esta década se diferencia de las otras en que fue la primera en la que el internet llegó tan masivamente que también fue parte de algunos de nuestros recuerdos nostálgicos de antaño. Y ese sentido, como no recordar aquel facebook antiguo, ese del 2008 que uno no sabía usar mucho pero que de a poquito se fue transformando en una adicción con un juego que haría que estuvieras horas enteras pegad@ al computador: el Pet Society, esa pequeña mascota virtual al estilo tamagotchi pero renovadada que hizo que quisieras estar todo el día enchulándola a ella y su pequeña casa. Y aunque lamentáblemente este juego desapareció de nuestra vida, todavía habemos muchos viudos de los Pet, por eso hoy les traemos un TOP 5 llamado. LAS 5 RAZONES POR LAS QUE AÚN SEGUIMOS SIENDO VIUD@S DE “PET SOCIETY”.

1.- Llegó a Facebook cuando no había nada más que hacer:

Resultado de imagen para old facebook

Los que tienen facebook desde el comienzo (como por ahí por el 2008 en adelante), saben una cosa: esta era una red social que al comienzo uno no tenía idea como manejar. No sabía pa qué servía, qué cosas se podían hacer, etc. ¿Y qué hacía uno? Conectarse super pocas veces a la semana o hacer lo que uno creía que era más bakán: encuestas sobre cualquier porquería. Pero de pronto llegó Pet Society y cambió todo, ya que fue la primera razón por la que la gente comenzó a meterse más a Face y hacerse adicto a esta red social. Es más, Mark Zuckerberg le debe todo su público no a su ingenio, sino que a estos animalitos <3


2.- Podías enchular a tu mascota tanto como quisieras:

Resultado de imagen para pet society

Una de las cosas más pulentas que tenía esta especie de Tamagotchi 2.0 era que no solo tenías a una mascota y tenías que alimentarla o dejarla hasta que muriera de hambre, sino que también podías enchularla tanto como quisieras. Ponerle un hombre, cambiarle el color de piel y su diseño, ponerle toda la ropa que quisieras y hacer combinaciones de estas mismas, etc etc etc… tener un animalito en Pet Society no era solamente ser dueño, sino que también diseñarle la tenida lo más fashion posible pa que se lo pudieras mostrar a tus amigos y te jactaras.


3.- No solo tenías una mascota virtual, sino que también podías tenerle y enchularle hasta su casa:

Resultado de imagen para pet society casa

Los Tamagotchis noventeros son un clásico, pero igual eran medios fomes en el sentido de cuidar una mascota virtual, ya lo que a lo más debías alimentarlo y cuidarlo, no mucho más. En cambio Pe Society no solo te permitía tener cuidados con tu animal, sino que también enchularle extremamente hasta el lugar en donde vivía, o sea, su casa. Podías hacerles distintas piezas, ponerlas del color que quisieras, agregarle un montón de cosas pa que quedara perfecto, entre otras cosas. Y eso era algo bueno porque Pet Society igual incluía la opción de poder visitar las casas de tus amigos, por lo que te podías quebrar con tu mansión.


4.- Podías hackearlo facilmente pa ponerle más cosas:

Resultado de imagen para pet society HACKEAr

“Hackear Pet Society con cheat engine”… si jamás buscaste eso en google, voh simplemente no jugaste este juego. Porque como el Pet requería tener monedas pa comprar cositas y uno estaba totalmente enviciado con este juego, lo único que quería era obtener monedas como fuera pa seguir enchulando a tu animalito y su casa. ¿Y como podías lograr esto de la manera más rápida? Hackeándolo po, obvio. Lo m´pas bakán sí es que era fácil de hackear, así que te daba la oportunidad de ser tan millonario como Luksic con un solo click del mouse.


5.- Tenía mini juegos:

Resultado de imagen para pet society minijuegos

Esto era lo más bakán de este juego, ya que de por sí cuidar tu mascota era entretenido, pero esto lo hacía aún más: los mini juegos. Porque tu Pet no solo debía estar encerrado en su casa sino que también tenía todo el derecho de salir y poder hacer más cosas, y ahí uno tenía hartas opciones de mini juegos para poder entretenerte con tu mascota virtual. Personalmente el que más me gustaba eran los juegos de carrera donde podías hacer correr a tu mascota contra otros, haciéndolo transformarse en una especie de mezcla entre Usain Bolt y un flaite arrancando luego de robar un celular. MARAVILLOSO.


 

Comentarios

Comentarios