Así Tal Cual - Esto es cultura pop...

Las 5 razones por la que la cumbia old school le pega mil patás en la raja a la “cumbia pop” actual

Hay un fenómeno que ha estado rondando últimamente por la música en Chile y latinoamérica: el surgimiento de la llamada “cumbia pop”, formada por grupos llenos de niños lindos y casi modelos que cantan acerca de la fiesta y la jarana. Y bueno, ¿Qué podría tener de malo esto? Que está apuntando hacia el lado equivocado de la socieda: los cuicos. Sí, aquel estilo musical que durante décadas fue tratado de roto y ordinario por toda la cota mil, ahora está siendo monopolizado por ellos a tal punto que todos los grupillos de cumbia que están surgiendo en el último tiempo están enfocados en hacer bailar a los rucios. O sea, una total herejía po. Y es que cumbia y cuicos no debería ir ni siquiera juntos en una frase. Por eso hoy revindicamos a la cumbia old school, a la villera, al sound y a todas aquellas corrientes clásicas que fueron disfrutadas por la pobla y no por los Larraechea. Así que hoy sacamos el estoque, mandamos un par de balazos al aire y les traemos este TOP 5 llamado: LAS 5 RAZONES POR LAS QUE LA CUMBIA OLD SCHOOL LE PEGA MIL PATÁS EN LA RAJA A LA CUMBIA POP ACTUAL.

1.- La variedad en cuanto a sonido e instrumentos:

Una de las cosas que le critico con mi vida a la llamada “cumbia pop” que suena actualmente en cualquier disco picá a cuica de Reñaca es que es simplemente la pura base tradicional de la cumbia, pero más rápida y con un par de pendrives haciendo su trabajo de musicalizar en un computador. Es decir, todo super digital, todo super virtual, nada realmente que destacar. Y eso es muy distinto a la cumbia de antes po, la cumbia original de colombia, la cumbia setentera de los Viking 5, y sobre todo, la cumbia de los 90s y comienzos del 2000 de Argentina y Chile, en la que utilizar distintos instrumentos o sonidos era lo que le daba la característica a cada grupo. Imposible olvidar esas épicas intros de Ráfaga con acordeón y guitarra eléctrica en mano, o ese teclado ordinario Casio que les hacía la melodía media electro a grupos sound como Hechizo y Organización X. O inclusive, difícil olvidarse de la cumbia psicodélica de los 60 y 70 en la que una guitarra distorsionada se llevaba todo el mérito. Maravilloso po.


2.- Las letras que retratan realidades:

Como aún soy un jovencito que recién ayer cambió la voz, pa mi la cumbia old school es la de los 90s y comienzos del 2000, esa cumbia shora que ocupó varias pilas al escucharla en cassette dentro de un Personal Stereo, o que me reventó los parlantes de mi Nokia 5200. Y si hablamos de esa cumbia en particular, sus letras son ultra identificatorias pa uno que creció en el barrio de cabro chigo tocopilla po. La jarana, la alegría del barrio y el vivir con los vecinos, las pichangas semanales, los amores y desamores, los balazos al aire… todo típico del barrio. ¿Y qué tenemos ahora? Puros pendejos con cara de niño bueno de Disney Chanel, hablando de fiesta… de fiesta… y estee, emm, de fiesta. Y ya, puede que la cumbia sea algo fiestero, ¿Pero hablar solo de eso? No po shoro. Además si ves los videoclip de grupos tipo Rombai, vas a ver que son puras fiestas en grandes mansiones y con gente cuiquita y más linda que uno. O sea, algo inalcanzable.


3.- La facha de los músicos:

Resultado de imagen para adrian y los dados negro

Si hablamos de la facha de los que ahora tocan cumbia, ¿Qué te encontrai? En Chile puros locos fornidos, cara angulosa y papa en la boca. En Argentina o Uruguay, puros hombres y mujeres salidos de una película de Disney Chanel, con pinta de Millenial auspiciado por H&M. Pero, ¿Y antes? No po loco, antes la cosa no era así, antes de partida no se necesitaba ser mino pa tocar cumbia. Sino es cosa de ver a Adrián de los Dados Negros, la reencarnación de Belzebú hecha persona y que igual le ponía. O Antonio Ríos, ese viejo verde que tenía los medios temas y puros videoclip que grababa pa comerse minas más ricas y jóvenes que él. Y qué decir de la facha en cuanto a la ropa, todos ultra producidos con el pelo generalmente largo, con chaquetas con vuelos, camisas coloridas, ternos impolutos o el estilo que los caracterizara. Un ejemplo: la guerra de los colores. Ya, puede ser que ahí todos fueran tan coloridos que la cuestión parecía vómito de pony, pero le ponían tanto estilo a la facha que era imposible no aplaudírselo.


4.- La cercanía entre músicos y seguidores:


Esta es una de las cosas que más puedo cuestionar de la cumbia de ahora, ya que todos al ser unas simple estrellitas de pop que son seguidas por sus miles de fans en las redes sociales, han venido con un aire de grandeza tal que solo se presententan en grandes festivales y les dan autógrafos a unos pocos. O sea, ese aire a estrella pop ha hecho que aumente la lejanía entre seguidor y músico. Pero, ¿Y antes? Loco, de partida los grupos de cumbia al ser del pueblo, se presentaban donde los pusieran. Ya fueran en un estadio o en una sede vecinal, solo necesitaban un par de parlantes y listo. Sino, cachen videos de grupos como Amar Azul, Grupo Red o Grupo Alegría, los locos tocaban en lugares pequeños con toda la gente encima y con el olor a ala entremedio de la nariz, pero aún así le ponían su bacile. O sino, es cosa de que hagas memoria y te des cuenta de que siempre que hubo algún festejo en tu ciudad, fuera grande o chica, siempre había algún grupo de cumbia que tocaba donde fuera. O sea, unos aperraos po.


5.- La cumbia no es pa los cuicos, es pa la gente de barrio:

Resultado de imagen para cuicas lollapalooza

El último punto es el que simplemente resume el por qué la cumbia de ahora vale callampa: porque la están haciendo pa los cuicos….PA LOS CUICOS PO. O sea, primero nos roban el dinero de las pensiones, luego nos roban la salud, después nos roban la educación, luego nos empiezan a robar costumbres típicas como ir a la ropa americana o a alguna picada….¿¡Y AHORA NOS QUIEREN ROBAR LA CUMBIA!? NO PO CUICO AL PEO, VOH QUÉDATE CON TU MUSIQUITA ELECTRO HECHA POR UN PENDRIVE, Y DÉJANOS LA CUMBIA A NOSOTROS. Y es que te digo: un estilo musical hecho por y para el barrio, ¿Como puede ser ahora disfrutado por la Isi, la Anto, la Emi, el Agus, el Mati y el Facu? No po, si ellos años atrás la encontraban ordinaria, y ahora se creen que la pueden hasta bailar siendo que cuando lo hacen parecen más un hombre con epilepsia que un bailarín. Por eso hay que dejar en claro: la cumbia es para el barrio. Si los cuicos la quieren robar, hay que hacerles un portonazo y listo. Caso cerrado.


 

Comentarios

Comentarios