Así Tal Cual - Esto es cultura pop...

Las 5 peores atrocidades que pudimos ver en El Diario de Eva

El Diario de Eva no solo fue un programa popular durante esa juventud del 2007, sino que también fue la pasarela de las peores atrocidades que pudimos ver con gente que se hacíallamar parte de tribus urbanas pero que en realidad eran personas que despertaron con ganas de vestirse de la peor forma posible. Pokemones, pelolais, visual keys, eroguros, lolitas, blablabla.. todos los días Eva Gomez actuaba como la Doctora Polo de la juventud chilena, tratando de resolver esos problemas tan importantes para la sociedad como lo eran el ponceo chacalonero. Por eso, sacando a flote todo ese pasado oscuro de la juventud chilena, e imaginando como los protagonistas de las atrocidades estarán este 2016 tratando de tirarse del costanera center al ver cada uno de estos videos, es que les traemos este TOP 5 pasado a laca y planchas pal pelo, llamado: LAS 5 PEORES ATROCIDADES QUE PUDIMOS VER EN EL DIARIO DE EVA. 

1.- Amiga, vuelve a ser perna:

Esta debe ser una de las cosas más extrañas que pudieron pasar por El Diario de Eva. Dos amigas pelando a una tercera porque de habría vuelto más “poncia” luego de su gira de estudios, y las 3 con una característica en particular: estaban vestidas con un estilo que rememoraba los mejores años del circo de las montini. Lo que ustedes no saben sí es que nosotros de primera fuente pudimos averiguar una terrible realidad: esta extraña escena es más falsa a que Piñera po. Cacha el nivel de creativos que tenía El Diario de Eva, sacados directamente de hollywood.


2.- Quiero ser hardcore, pero mi mamá no me deja:

Más que atroz, este punto es en verdad tierno. Un gordito simpático e hijo de mamá, llegó hasta donde Eva (la pokemona mayor) a rogarle a su maire de que le diera permiso para ser hardcore. SI, HARDCORE. Primero, si querís ser hardcore, ¿Pa que le pedís permiso a tu mamá? Y segundo, todos sabemos que jorguito solo quería ser popular, pero con mamás así bien difícil lograrlo. Así que bueno, esperemos que este niño esté bien y que haya logrado ser algo en su vida algo que no sea hardcore. 


3.- Amigo, acepta mi estilo:

Lo bakan del tiempo en que El Diario de Eva marcaba la pauta de la juventud chilena, es que no solamente por ese estudio desfilaron los pokemones más atroces de la historia, sino que también pasaron otras tribus urbanas que transformaron el programa en un verdadero Buin Zoo humano. Y dentro de todas esas atrocidades, llegó un día una pobre Javierita que, según ella, pertenecía a los Deco pero que en realidad parecía un árbol de pascua combinado con la bandera de la concertación. Lo peor es que ella tenía un amiguito picao a punkie + Arturo Vidal,  que no quería aceptar su estilo¡ATROH! Problemas terribles de la juventud de esa época. 


4.- Soy pokemon, y que:

Si, hubo un tiempo en que ser pokemon fue signo de orgullo. No es como hoy que tratas de esconder a toda costa tu fotolog antiguo y tus fotos poseras del 2005 para que nadie cache que con tu plancha pal pelo y tu laca eras una verguenza para la sociedad. Durante la época del Diario de Eva ser pokemon era un orgullo juvenil, algo que todos querían ser total, todos lo hacían, yo solo quería ser popular. Así que no me extraña que este pendejo con la edad del pavo picao a pokemon, le alegue a su mamá que deje serlo. ¿Que será de la vida de este joven ahora? Quizá en que cajero de supermercado está. 


5.- Gothic lolita vs eroguro:

Y bueno, así como en el mundo hay temas tan importantes como el hambre en áfrica, el terrorismo en medio oriente, la escasez de agua y el derretimiento de los polos por el calentamiento global durante el 2008 habían temas tan importantes en la juventud chilena como querer ser o gothic lolita o eroguro. Lo más chistoso de este video es que fue de un programa en el verano, como 30 grados de calor y pura gente sopeada.. y aún así, estas 3 minas estaban más vestidas que esquimal con hipotermia. Así que no creo que lo más asqueroso sean sus formas de vestir, sino su cuerpo ultra sopeao. PUAJJJJJ


 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *