Así Tal Cual - Esto es cultura pop...

Las 5 mejores formas que teníamos pa jotear antes del whatsapp

El amorsh es una magia, una simple fantasía o algo así decía Tito el mendigo. Y bueno, tenía toda la razón ya que el amor es algo tan lindiwis cuando uno lo pasa… y algo que te producen ganas de tirarte del costanera center cuando te sale mal. Aún así, este tema a pesar de ser un poco más random, igual toca en muchos sentidos en la nostalgia ya que al querer jotear a alguien o coquetear, las formas que se usaban antes eran muy distintas a las que se usan ahora. Mientras que en este año cualquiera puede enviar un mensaje por whatsapp, postear en facebook o dedicar una canción por youtube, antes la cosa no era nah tan facil pos compadrex. NONONO, PORQUE ANTES COSTABA MÁS. No había tanta tecnología, no había tanta instantaneidad, lo que producía que uno tuviera que ingeniárselas o complicarse la vida al tratar de querer jotearte a alguien. Por eso hoy le hacemos un homenaje al amorsh juvenil noventero y de comienzos del 2000, y les traemos este TOP 5 llamado: LAS 5 MEJORES FORMAS QUE TENÍAMOS PA JOTEAR ANTES DEL WHATSAPP.

1.- Enviar una cartita o “mandarle saludos”con un amigo a quien te gustaba:

Resultado de imagen para carta amor colegio

¿Aún existirá entre los pendejos eso de mandarse cartitas de amor? Sinceramente ya no me extrañaría que ahora no se haga y que los cabros chicos ni siquiera se declaren amores producto de estar encerrados 30 horas viendo al rubius y pajéandose con Minecraft. Bueno, como no recordar mi época de infancia cuando una carta era LA forma que uno tenía de declarar su amor, y lo mejor es que esta cuestión sacaba tu lado más creativo po, ya que no era simplemente sacar una hoja de cuaderno sino que ponerle colores e inclusive hasta un poquito de perfume pa que fuera lo más romántico del mundo. Y bueno, era esto o la otra opción que jamás fallaba en el colegio o en el barrio: “mandarle saludos” a esa persona que te gustaba. Pero, ¿Y como? Por whatsapp no porque no había, sino que había que hacer uso del gran amigo-perkin que estaba pa los mandados, el cual siempre iba donde esa niña, le decía “oye, mi amigo el de allá te manda saludos”, y luego venía la posterior respuesta… aunque sinceramente no tengo idea qué respuesta positiva puedes tener cuando eres un desconocido que manda saludos a la distancia.


2.- Comprar bolsas de SMS pa no gastar 50 pesos por cada mensaje:

Resultado de imagen para nokia ladrillo

Tanto cabro enviando mensajes por whatsapp o facebook con simples “jaja” o hasta inclusive puros puntos. Ellos nunca sabrán como es que las generaciones anteriores tuvimos que sufrir y valorar absolutamente cada mensaje que enviábamos, porque lo precario de la tecnología nos obligaba a eso. En este caso, si te querías jotear a alguien y eras un afortunado de tener un celular ladrillo sin wi-fi, había una opción maravillosa: comprar bolsas de SMS….LA MEJOR OPCIÓN DE LA FUCKING HISTORY. ¿Y por qué? Porque un mensaje así como así te costaba 50 pesos, una estafa. Así que te podías comprar bolsas de 50 o 100 SMS, qué era a lo que más uno podía optar ya que nuestros papis con cuea nos daban 500 pesos. Y aún así tenías que cuidar cada letra y palabra de los SMS que enviabas, ya que había una cantidad límite de palabras ¿Y qué pasaba si sobrepasabas ese límite? Te contaba como si hubieses enviado dos SMS, así te heavy. Por lo que empresas como Entel se avisparon y nos trajeron cosas como el “diccionario xat”, ese compendio de palabras que nos ayudó a escribir las cosas de una manera más simple, pero que también fue el origen de todos los acéfalos que hoy escriben peor que Junior Playboy.


3.- “Oye, ¿Me dai tu Messenger?”:

Resultado de imagen para msn messenger

Estamos claros que el poder de whatsapp hoy es comparable al poder magnánimo que tenía MSN en la primera década del 2000. Y es que bueno, dentro de ese mundillo en que no muchos tenían pc en su casa y menos internet, y donde la única forma de conectarse era ir por una hora al ciber más cercano, MSN era LA herramienta pa poder jotearse a algún chiquillo/a que te gustara. Entonces la cosa partía de esta forma: con la pregunta de rigor “oye, dame tu messenger?”, momento en el que uno quedaba en verguenza al dar un email asqueroso que uno había creado años antes. Luego de esto, y pa que cachen lo engorroso de la cosa, venía el paso más importante: ponerse de acuerdo para ver qué día y hora se conectarían al mismo tiempo y así conversarían, algo demasiado importante porque si ibas al ciber y la otra persona no estaba, perdías plata y quizá cuando podrías conseguir de nuevo. Ah, pero si aún había mariposas en el estómago y verguencita, aún más rituales como conectarte-desconectarte pa que te pescara, conectarte en modo desconectado solo para ver si estaba en linea o no, enviarle mensajes o palos por el subnick, etc etc etc…


4.- Entrar a Latin Chat o el Chat de Terra y dejarte llevar:

Resultado de imagen para latin chat

Si andabas de jote por la vida, o si simplemente nadie te pescaba, uno no perdía todavía la esperanza ya que habían formas de poder igual jotear sin dificultades. En este caso, los chats online, y más específicamente los 2 chats que más joteos produjeron y que más amores adolescentes le entregaron al internet (y a la PDI): Latin Chat o el Chat de Terra, dos páginas ultra populares y que tenían una característica muy bakan: estaban divididos en distintas temáticas, por lo que uno podía conectarse a diferentes salas de chats de acuerdo a esto. Aquí, como nadie te conocía, tenías la opción de ponerte un nick bakan y jotear a diestra y a siniestra mientras el lugar estaba lleno de pokemones y poncias con ortografía horrible. Aunque bueno, este tipo de lugares no solo abundaban de estos especímenes, sino que también de adultos obesos pedófilos que todavía vivían con la mamá y que lo único que querían es que alguien les mostrara loh hombroh. Bueno, la primera década del 2000 era muy rara.

Ah, y PD: ¿Se acuerdan de “virtualia”? Ahí se las dejo.


5.- “Juguemos al 5×5?” en Fotolog:

Resultado de imagen para fotolog

Qué facebook ni que ocho cuarto, la red social por excelencia de comienzos del 2000 era “fotolog”, aquella plataforma donde uno tenía que esperar hasta las 12 de la noche pa subir una foto nueva. ¿Y todo para qué? Pa que nos vieran con peinado fotolog, una corona, harta laca y unos lentes gigantes, en nuestro baño de la casa con el espejo todo sucio. Pero si hay algo que fotolog te permitía de manera perfecta era poder jotearse, más que mal el “ponceo” era algo icónico dentro de la época de las tribus urbanas. ¿Y qué mejor forma de jotearse que con el “5×5”? Si no cachai que es esto, te refresco la memoria: decirle a alguien que te ponga 5 comentarios en una foto y tu le pones 5 comentarios igual, todo pa ser más famoso (una fama ultra penca qué querís que te diga). Bueno, como el ponceo era virtual igual, estos comentarios siempre se daban como una forma perfecta pa jotearse entre sí, además de conseguir el messenger del otro y comenzar el joteo via ciber. MARAVILLOSO <3

 


 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *