Así Tal Cual - Esto es cultura pop...

Las 5 golosinas que ya no existen y que deberían volver (Volumen 3)

Les trajimos una primera parte y hasta una segunda parte de este post. Pero loco, eran tantas las golosinas maravillosas que de la nada desaparecieron y dejaron un vacío en nuestro corazón que no podíamos no trarles una tercera parte. Para que vean que las golosinas old school fueron siempre un clásico de los almacenes de la esquina, y no se podrían ni comparar a las porquerías que hay ahora. Por eso nos hacemos agua a la boca y les traemos a ustedes un TOP 5 llamado: LAS 5 GOLOSINAS QUE YA NO EXISTEN Y QUE DEBERÍAN VOLVER (VOLUMEN 3)

1.- Chicles “Won”:

Resultado de imagen para chicles won

Los “chicles won” son épicos, tremendos, un hitazo verdadero de nuestra infancia. Si bien no los recuerdo por su sabor espectacular o por algo así, su campaña y, sobre todo, su escencia los hicieron ser de los más cotizados. ¿Y por qué? Porque su premisa se basaba en que eran chicles que en su interior traían stickers coleccionables de diferentes “won”… algo así como los pokémon pero de la cultura pop shilensis. En definitiva, los chilenos más wones. Por eso es que habían cosas como el “won pelao”, el “won tatuao”, el “pokewon”, el “won vacuna”, entre otros apodos ultra chilenos. ¿Y qué pasó con ellos? Ni idea, de un momento a otro desaparecieron para siempre. Eso sí, los chicles won no se fueron del todo, sino que sus stickers aún siguen vivos en todos nuestros refrigeradores y respaldos de la cama de nuestras casas. Maravilloso <3


2.- Chispop de Queso Barcel:

Imagen relacionada

En los 90 y comienzos del 2000 habían suflitos para todos los gustos. Si te gustaba lo dulce, tenías los gatolates o traga-traga, y si te gustaba lo salado tenías los suflés de papa o las ramitas…. pero si querías algo en extremo salado, algo que te hiciera agua a la boca de solo abrir el paquete de suflitos, podías recurrir a las cosas con sabor a queso. Pero no cualquiera (no, ni siquiera las ramitas de queso), sino que un suflito en particular: Los Chispop de Queso de Barcel. ¡LOCO, LA CUESTIÓN MÁS MARAVILLOSA DE LA FUCKING HISTORY!! Es que de verdad, Evercrisp no podía hacerle la competencia ni siquiera un poquito a estos chispop de la maravillosa pero desaparecida Barcel, los cuales eran tan pero tan pasosos que te dejaban todos los dedos pasaos a queso, algo que te hacía hacer la mejor cosa de la historia: chupártelos <3


3.- Los “Fantasy Ball” de las Spice Girls:

Resultado de imagen para fantasy ball spice girls

Las “boy band” fueron totales exitasos durante finales de los 90 y comienzos del 2000, tanto así que se tomaron absolutamente todas las radios del mundo. Mientras los Backstreet Boys y las Spices Girls dominaban la escena en una casi competencia entre hombres y mujeres, hasta aquí en Chile pegó la cosita con la llegada de las Supernova y los Stereo 3. Pero en fin, no me interesa hablar de música ya que la cosa aquí es de golosinas, y en ese sentido las Spice Girls trajeron unos coyacks que impactaron a todas las niñas por su sabor y por su diseño con cada una de las chicas del espacio. Generalmente es una de las golosinas más recordadas no porque solo fueran de un grupo famoso, sino también porque su sabor era ultra rico po, un manjarsh de gigantezcas proporciones. Eso si yo soy hombre, así que jamás las probé (eeemmmm… eeehhh…. esteeeehhh..YA DÉJENME OH, SI IGUAL ME GUSTABAN)


4.- El “Sapito” original:

Resultado de imagen para chocolate sapito

¿Existen los Sapitos todavía? Quizá. ¿Valdrán 50 pesos aún? No lo creo. ¿Serán igual de ricos que antaño? Nica. ¿Y por qué lo digo? Porque la época dorada de los sapitos ya desapareció po. Es más, la época dorada de los suflitos a solo 100 pesitos desapareció totalmente. Personalmente yo creo que me comí un sapito hace ya como 8 años, pero no eran para nada comparado a la delicia que era el sapito original, aquel chocolate  que era grande y super rico y que tenía pesqueñas chispitas de maní en su interior, lo que lo hacía aún más crujiente y delicious. En fin, desde que a “Dos en uno” se les ocurrió que el sapito original era muy fome y que había que renovarle la imagen (cachen po, si después salieron hasta un sapito deportista), que todo se fue al carajo y jamás la cosa volvió a ser igual. En fin, malditos publicistas que les gusta arruinar todo.


5.- Gozzo:

La imagen puede contener: comida

Soprole ha tenido momentos buenos y malos. Mientras muchas veces se enfocan solo en sus leches shuer sanas y todas esas volás místicas pachamámicas, otras veces se pegan los gomazos y traen cosas maravillosas como el Manjarate. Pero si hubo un momento en que Soprole le pegó tan pero tan fuerte que la sacó del parque, fue cuando nos trajo uno de los postres más pulentos de la histora: los “GOZZO”. ¿Y por qué ese nombre? Porque loco, zamparte uno era pa estar más gozoso que Sebastián Piñera con nieto nuevo pa meterlo en una de sus empresas. De partida habían varias versiones: uno totalmente de chocolate, uno de frutilla, otro de manjar, y otros que más encima les pusieron galletas dentros. La cosa es que cada uno que salía, era más sabroso que el anterior. ¿Qué pasó? No tengo idea, solo se fue y nos dejó un gran vacío para siempre.


 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *