Así Tal Cual - Esto es cultura pop...

Las 5 golosinas más sabrosas que podíamos comprar con solo 10 pesos en el almacén más cercano

Mucho se ha hablado en esta página de lo millonarios y poderosos tipo Luksic que nos sentíamos cuando nos daban un billete de 500 cuando pendejos, y de lo felices y microempresarios que nos creíamos cuando obteníamos una reluciente moneda de 100. Es que loco, mientras ahora todo está mas caro y las monedas sirven menos que tu ex, antes con una simple monedita podías tener muchas cosas po. Y lo más increíble de todo esto es que ni siquiera las de 100 o de 50 eran funcionales, sino que las de 10 igual po….LAS DE 10 IGUAL LOCO!!! Y es heavy porque habían varias cosas que te alcanzaban en el almacén de la esquina con uno de estos maravilloso artefactos monetarios. Por eso hoy buscamos en lo más recóndito de tu mente y billetera, y te traemos un TOP 5 sacado directamente de aquel vuelto del pan que le robaste a tu mami, llamado: LAS 5 GOLOSINAS MÁS SABROSAS QUE PODÍAMOS COMPRAR CON SOLO 10 PESOS EN EL ALMACÉN DE LA ESQUINA.

1.- Guaguitas:

Resultado de imagen para guaguitas dulces

Aersh, de partida este era una golosina que causaba mucha confusión y por varios puntos: primero, ¿Quién rayos se le ocurrió inventar algo para comer con forma de “guaguitas”? Segundo, ¿Quién fue el enfermo que le puso de nombre “guaguitas”, si en realidad parecen un tumor en vez de un bebé? Y tercero, ¿A quién se le ocurrió la maravillosa idea de tomar sustancias, partirlas en varios pedazos y venderlas a 10? Digo, como pa agradecerle la tremenda y deliciosa oportunidad que nos dio de poder comprar estos maravillosos dulces a solo 10 pesitos. Porque sí loco, antes con 10 pesos igual podías adquirir algo, y en este sentido las guaguitas no fallaba. Bueno, igual siempre el comprar guaguitas era sinónimo de tener que aguantar los típicos chistes fomes de tus amigos, pero bueh.


2.- Chocolates/manteca:

Resultado de imagen para chocolates verona

La mejor y más maravillosa creación en la historia de los almacenes de la esquina y kioscos de colegio. Así de categórico. Y lo digo porque, bueno, en realidad ni siquiera podría decirte que esta cosa es un chocolate. Es más, dudo que sea café por asimilarse al cacao, sino que pa mi en realidad tomaron un pedazo de manteca, lo pintaron con témpera y lo vendieron a 10 pesos en todos los negocios…. y aún así, AÚN ASÍ, estas eran las cuestiones más deliciosas de todas la fucking history. De verdad no había forma de no tentarse con uno de estos dulces, gastar todo el vuelto del pan en ellos y llevártelos pa tu casa dentro de una bolsita de plástico. Un manjarsh.


3.- Huevitos:

Imagen relacionada

Otro de los clásicos de clásicos de cada negocio de la esquina: los huevitos. Un maravilloso dulce que en realidad se trataba de una nuez, recubierta por alguna cosa que no tengo idea qué es, pero que sabía super dulce y tenía diferentes colores. Lo más bakán es que siempre estos huevitos estaban puestos en algún frasco de vidrio, entonces uno entraba al negocio y automáticamente se tentaba en querer comprar unos cuantos. Y bueno, como solo costaban maravillosos 10 pesos, había que aprovechar nomás po y pedir que te dieran todos los posibles dentro de tu palma, meterlos al bolsillo del pantalón e ir comiéndotelos de camino a casa. Eran duros, eran dulces, eran huevitos ultra ricos <3


4.- Dulces de anis: 

Resultado de imagen para dulce de anis ambrosoli

Hay que decir que con respecto al monopolio de los dulces de 10 pesos, Ambrosoli no tenía casi ni competencia en el asunto. ¿Y por qué? Porque bueno, los frugelés, los dulces con envoltorio de frutilla, los dulces de licor, etc etc etc… todos eran de ellos. Pero había uno que era distinto, tenía un color medio morado y un sabor un poco más intenso que lo hacían predilectos: los dulces de anís. Loco, un manjarsh de manjarsh, porque al ser distinto que los demás (no podría explicarte el por qué, solo tenís que acordarte del sabor nomás), se te hacía agua a la boca al probarlo. Además de que siempre los tenían en los negocios pa poder darlos de vuelto si es que no tenían monedas de 10. Así que si jamás te dieron de vuelto un dulce de anís, voh no tuviste infancia.


 

5.- Dulces media hora:

Resultado de imagen para dulces media hora

A ver, en teoría estos dulces originalmente costaban “un peso”…UN PESO PO LOCO. Pero como yo no soy tan viejo, alcancé a verlos y disfrutarlos cuando valían 5 pesos (es decir, 5 veces su valor original, cacha que terrible suena eso). Así que si con 10 pesos te alcanzaba un dulce de otra cosa, pa un media hora te salían dos po. CACHA, 2 COSAS CON UNA MONEDA DE 10, ALGO IMPENSADO HOY. La mano era ir con 100 pesos y llenarte los bolsillos de dulces media hora, los cuales jamás supe si realmente duraban media hora porque me dio paja contar el tiempo en los que me los comía. Lo triste es que después ya subieron y comenzaron a valer 10 pesos, y ahora estoy casi seguro que en algunos lugares los venden hasta en 30 pesos. Cachen la usura po, terrible. Con razón nuestro país está tan mal 🙁


 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *