Así Tal Cual - Esto es cultura pop...

Las 5 canciones que más escuchábamos en nuestros tiempos de emo

La adolescencia en los 2000 fue una ép0ca especial: a la llegada de la “edad del pavo” en la que todo andábamos con las hormonas tan revolucionadas que cualquier cuestión que nos dijeran nuestros papis nos hacían creer que ellos no nos querían y que la sociedad no nos entendía, se nos unió el rock de la época para formar un movimiento que colapsó fotolog, El Diario de Eva y el Eurocentro: los “emos”. Una mezcla de niños sads que se tiraban todo el pelo en la cara y que subían selfies a fotolog con frases llenas de “x” entre medio, además de ediciones pencas hechas en paint con calaveras y cosas así. Y pa que andamos con cosas, muchos pasamos por nuestra etapa emo, momentos en los que nuestro Discman era nuestra gran compañera de la tristeza que sufríamos y de aquellas letras de canciones que, al ser igual tristes, nos hacían querer tirarnos del costanera center. Por ello hoy sacamos nuestra ropa negra del closet y les traemos a ustedes un sufrido TOP 5 llamado: LAS 5 CANCIONES QUE MÁS ESCUCHÁBAMOS EN NUESTROS TIEMPOS DE EMO.

1.- PXNDX – Procedimientos para llegar a un común acuerdo:

Lo de Panda (o PXNDX como le dirían sus fanáticos y los hinchas del colo) era raro, ya que en sí ellos no lucían el estilo clásico de cualquier niñito emo que odiaba a todo el mundo y que practicaba como deporte el cortarse los brazos. Es más, para ser sinceros, su música ni siquiera era taaan encajada dentro del ámbito emo ya que era simplemente rock pesado como cualquier otro. Lo que los transformó en íconos emos fueron sus letras, cargadas en cierto punto de poesía melancólica que te calaban los huesos. Además también resaltaban los nombres de sus canciones, los cuales más que nombres parecían títulos de libros escritos por un emo depresivo.


2.- My Chemical Romance – Helena:

Los papis de todos los emos, los “Justin Bieber” de los que usaban todo el pelo en la cara, los ídolos de aquella juventud que se creía incomprendida solo porque sus papis no los dejaban ver tele. Bueno, My Chemical Romance fueron tan icónicos dentro de lo emo porque jamás renegaron serlos, es más, sus letras y, sobre todo, sus videos, estaban cargados de un ambiente tan darks típico de lo emo. Sino, es cosa de escuchar “Helena”, verte el video clip completo y que automáticamente te comiencen a dar ganas de vestirte de emo y hacerte un fotolog.


3.- Evanescence – Bring me to life:

Hay canciones que te hacen que te tocan, hay canciones que te emocionan, hay canciones que te hacen sufrir… y después de todas esas, está esta de Evanescence. Es que loco, es cosas de escuchar la canción, cachar la letra, ver el video y darte cuenta de lo epicamente sufrida que era (bueno, algo típico de lo emo). La vocalista de Evanescence, Amy Lee, era la muestra perfecta de todo este ambiente darks y oscuro de aquellos tiempos de liceo donde uno sufría por todo producto de la edad del pavo, además de que la mina era tan pero tan paliducha que su cara y su ropa negra eran el contraste perfecto.


4.- Panic! at the disco – I write sins not tragedies:

La época liceana de los 2000 era más bakán en lo musical que ahora, ya que mientras en el 2017 lo único que quieren escuchar los pendejos es reggaeton y la última canción de Bad Bunny que te permita pelarte tranquilo en la disco, en los 2000 había una fuerza rockerita que estaba ahí pa combatir cualquier música mala: el pop punk. Esta mezcla de música punk combinada con letras emos que hacían que uno sufriera por amorsh pero también cabeceara e hiciera mosh, movimiento dentro de los que Panic! at the disco eran uno de los grupos más importantes. Y es que bueno, las letras de este grupo llegaban directo a nuestros corazones escolares sufridos.


5.- Kudai – Déjame gritar:

Es chistoso darse cuenta lo happy que comenzó Kudai como grupo: un par de pendejos con cara linda y medios cuicos que cantaban letras tan sonrientes como “Sin despertar ni bajar de esta estrella fugaz”. ¿Y unos 3 años después? Ya todos unos adolescentes sufridos, darks, con el pelo en la cara y que cantaban canciones epicamente trágicas como “DEJAME GRITAAAAAR”, una canción que uno escuchaba en el discman y que automáticamente te hacían querer llorar, gritarle a tus papis y creerte lo más emo del mundo. Pura tragedia.


 

Comentarios

Comentarios

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *