Así Tal Cual - Esto es cultura pop...

Después de años de humillación con las máquinas de peluches… ¡AQUÍ TE ENSEÑAMOS COMO SACARLOS!

Sí, muchos hemos sido humillados por aquellas máquinas de peluches que encontramos en malls, estaciones de buses y supermercados del país. Metiendo monedas tras monedas tras monedas… tras monedas tras monedas.. tras monedas, y nada de nada. Cuántos años queriendo sacar un simple perrito y jamás hemos tenido suerte, ya que generalmente esas pinzas que agarran los peluches están más arregladas que diputado subiéndose el sueldo… bueno, hasta ahora.

¿Y por qué? Bueno, porque en Así Tal Cual nos juntamos con un entendido en la materia, un semidios del peluche nacional: Javier Lizana. Ustedes dirán, ¿Quién es Javier? Bueno, es un chico de Gorbea (novena región del país) quien actualmente se encuentra estudiando Pedagogía en Matemáticas en la Universidad de La Frontera de Temuco. Este cabro le pone weno a sus estudios, a su matrimonio (ya está casado el niño)… y también a los peluches. Una pasión que comenzó como un simple hobby, pero que ahora lo tienen haciendo cosas casi impensadas: ¡¡PODER SACAR 10 PELUCHES EN SOLO 15 MINUTOS!! Conversamos con él y nos contó como comenzó su afición por este ya casi deporte.

-Javier, cuéntanos la firme: ¿Como fue que comenzó tu hobby por sacar peluches?

Bueno, esto comenzó como hace 3 años, por ahí. Lo comencé cuando se hizo viral el video del chino donde mueve la palanca como gil y saca un montón de peluches, teniendo la media colección. Lo vi con unos amigos y nos preguntamos si eso funcionaría, así que un día fuimos al cine y pasamos por las máquinas que estaban ahí. Empezamos a lesear y nos dimos cuenta que generalmente las máquinas cuando levantaban un mono lo soltaban al llegar arriba, muy poces veces la máquina arrastraba los peluches a la caja. Entonces empecé a mover la palanca y me di cuenta que tiraba los peluches hacia los lados, entonces me di cuenta y dije “Oooh, puede funcionar”. Y jugamos caleta ese día, como 3 lucas. Y estábamos jugando con un amigo y este loco logró sacar uno moviendo en círculos la pinza. Yo me piqué e intenté sacar el mio, y estuvimos todo el rato hasta que lo sacamos. Nos sorprendimos caleta porque sacar un solo peluche ya era una osadía. Entonces desde ahí yo comencé a jugar, empecé a pulir la técnica, tener experiencia y sacar peluches. Eso sí no te miento que al comienzo gastaba harto, la primera semana gasté como 10 lucas, gastaba plata que tenía pa almorzar y al final no comía. Pero así fui mejorando la técnica.

– Oye, ¿Y cual ha sido tu mejor racha en una máquina de peluches?

Mira, mi mejor racha en un día normal ha sido como de entre 9 a 12 peluches seguidos, pero pueden. Y bueno, hay veces en que he tenido que regalar peluches porque son demasiado, pero así en general he sacado muchos peluches, yo creo que ya llevo más de mil. Y muchas veces los he vendido, otras veces los he regalado, los he donado igual.. es bien bakan el tema. Venderlos es satisfactorio porque vuelvo a tener recursos para volver a jugar y no solamente tener deudas.

– Loco, ¿Qué piensa tu actual esposa de que saques tantos peluches? Me imagino que debe ser la mujer más feliz del mundo 1313

La verdad se alegra cuando saco unos bonitos, pero igual le incomoda un poco que saque tantos porque gasto demasiada plata. A ella que gusta que juegue un poco más controlado jajajajaja

Comentarios

Comentarios

4 Comments

Comments are closed.